HOJITA DIGITAL

NOVIEMBRE

JOSÉ GUADALUPE POSADA

LA CATRINA

La Catrina fue creada por el pintor, ilustrador y caricaturista José Guadalupe Posada.

Es el personaje que más se asocia al Día de Muertos y a la muerte en general en el país, y es además uno de los iconos con los que México es conocido en el mundo entero.

La versión original es un grabado en metal autoría del caricaturista oriundo de Aguascalientes.

La Catrina, además, es un símbolo mexicano. Su nombre original es “La Calavera Garbancera”, refiere el Fondo Nacional para el Fomento a las Artesanías (Fonart).

Con la palabra “garbancera” se conocía entonces a las personas de sangre indígena que dejaron de vender maíz para vender garbanzos, registra Fonart en su sitio de internet.

Así, las garbanceras pretendían ser europeos, ya fuera españoles o franceses, y renegaban de su raza, herencia y cultura.

Originalmente, la calavera no está vestida, únicamente utiliza un sombrero, lo que se ha interpretado como una crítica a la pobreza en que vivían los mexicanos.

“…en los huesos pero con sombrero francés con sus plumas de avestruz”, cita el artista José Guadalupe Posada.

En 1947, el muralista Diego Rivera le dio el atuendo que ahora conocemos: elegante y bien vestida. Así nació La Catrina, quién posa en el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

Actualmente, la figura de La Catrina es la imagen más representativa del Día de Muertos.

De acuerdo con registros del gobierno mexicano, durante los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz los dibujos de cráneos y esqueletos, acompañados de textos que criticaban de forma burlona la situación del país, así como de las clases privilegiadas, se volvieron populares entre la población.

De esta manera, empezaron a reproducir en periódicos llamados de “combate”.

Entre los grabadores destacados por su trabajo de “calaveras” estaban Constantino Escalante, Santiago Hernández, Manuel Manilla y José Guadalupe Posada.

Fue Posada quien en sus obras acentuó el carácter festivo y desenfadado del pueblo mexicano.

A través de sus “calaveras”, retrató la esencia de los pesares y alegrías del pueblo que vivía grandes diferencias sociales durante el Porfiriato, destaca el gobierno mexicano en su sitio web.

En la actualidad, las calaveras están estrechamente relacionadas con el Día de Muertos, sin embargo también significan la interpretación de la vida de la sociedad de aquella época.

Calaveras vestidas con ropas de gala, bebiendo pulque, montadas a caballo, en fiestas de la alta sociedad o de un barrio, como es el caso de “La Catrina”.

La palabra “catrín” definía a un hombre elegante y bien vestido, el cual iba acompañado de alguna dama con las mismas características.

Dicho estilo fue una imagen clásica de la aristocracia de fines del siglo XIX y principios del XX.

Al darle una vestimenta de ese tipo, Diego Rivera convirtió a la “La Calavera Garbancera” en “La Catrina”.


Fuente: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/sociedad/y-todo-esto-quien-es-la-catrina
Hasta los huesos _ Down to the bone (Short Film) (HD).mp4
INTERACTIVO MAFALDA.pdf

Quino una autobiografía

Al son de esta nana nace, en 1932, en Mendoza (Argentina) un bebé llamado Joaquín Salvador Lavado Tejón, «Quino», de padres andaluces...

El pequeño Quino ya va a las escuela[…]el pequeño Quino se pone a dibujar, en silencio.

Hablando se arriesga uno a decir cosas equivocadas sobre el bien y el mal...

En 1945 Quino empieza a estudiar dibujo en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza.

En 1954, […] se traslada en Buenos Aires, donde empieza a publicar sus viñetas.

En 1960, Quino se casa con Alicia, de origen italiano...

Su carrera como dibujante humorístico se afirma con Mundo Quino (1963), su primer libro, y en 1964 nace Mafalda, una niña que intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo.

https://www.quino.com.ar/autobiografia

SEPTIEMBRE


Hojita digital es un espacio donde los maestros y maestras compartirán experiencias de su práctica docente.

Con el propósito de crear comunidades de aprendizaje, se ha integrado en el menú un apartado para cada una de las zonas, donde cada docente podrá publicar sus creaciones: poemas, fotografías, proyectos, narrativas, reflexiones, etc.

El nombre de hojita, es en honor a nuestra querida Mtra. Lidia Pavón (+), quien en el año 2009 inició con la publicación mensual de un documento en formato digital, con el propósito de motivar a los docentes de la Academia de Español en la producción de textos.

México, creo en ti

(El Credo)

Ricardo López Méndez

I

México, creo en ti

como en el vértice de un juramento.

Tú hueles a tragedia, tierra mía,

y sin embargo ríes demasiado,

acaso porque sabes que la risa

es la envoltura de un dolor callado.

II

México, creo en ti,

sin que te represente en una forma

porque te llevo dentro, sin que sepa

lo que tú eres en mí; pero presiento

que mucho te pareces a mi alma,

que sé que existe, pero no la veo.

III

México, creo en ti,

en el vuelo sutil de tus canciones

que nacen porque sí, en la plegaria

que yo aprendí para llamarte Patria:

algo que es mío en mí como tu sombra,

que se tiende con vida sobre el mapa.

IV

México, creo en ti,

en forma tal que tienes de mi amada

la promesa y el beso que son míos,

sin que sepa por qué se me entregaron:

no sé si por ser bueno o por ser malo,

o porque del perdón nazca el milagro.

V

México, creo en ti

sin preocuparme el oro de tu entraña:

es bastante la vida de tu barro

que refresca lo claro de las aguas,

en el jarro que llora por los poros

la opresión de la carne de tu raza.

VI

México, creo en ti,

en tus cosechas de milagrerías

que sólo son deseo en las palabras.

Te consagras de auroras que te cantan

¡y todo el bosque se te vuelve carne!,

¡y todo el hombre se te vuelve selva!

VII

México, creo en ti,

porque nací de ti, como la flama

es compendio del fuego y de la brasa;

porque me puse a meditar que existes

en el sueño y materia que me forman

y en el delirio de escalar montañas.

VII

México, creo en ti,

porque escribes tu nombre con la equis,

que algo tiene de cruz y de calvario;

porque el águila brava de tu escudo

se divierte jugando a los volados

con la vida y, a veces, con la muerte.

IX

México, creo en ti,

como creo en los clavos que te sangran,

en las espinas que hay en tu corona,

y en el mar que te aprieta la cintura

para que tomes en la forma humana

hechura de sirena en las espumas.

X

México, creo en ti,

porque si no creyera que eres mío

el propio corazón me lo gritara,

y te arrebataría con mis brazos

a todo intento de volverte ajeno

¡sintiendo que a mí mismo me salvaba!

XI

México, creo en ti,

porque eres el alto de mi marcha

y el punto de partida de mi impulso.

¡Mi credo, Patria, tiene que ser tuyo,

como la voz que salva y como el ancla...!


SUAVE PATRIA.mp4
Huapango de Moncayo ¡Esto es México!.mp4
EL VIAJERO.mp4
JARABE TAPATÍO.mp4