ZONA II

CALAVERA LITERARIA

La muerte se disfrazó,

pues no logró asustar

se llamaba Catrina,

pero decidió ser súperstar.

Covid-19 se hizo llamar.

Entonces fue, cuando se empezó a nombrar.

Miedo y caos comenzó a sembrar,

sin esperar esto, nos hizo encerrar.

La economía empezó a caer.

Los trabajos a perecer.

Pero, la educación se comenzó a ver.

La nueva modalidad no es tan mal,

empezamos y aprendemos a la par.

Classroom, WhatsApp empiezan a sonar,

son los alumnos que las materias no quieren reprobar.

Nos encontramos con algo novedoso,

algunos hacen de todo y otros solo el oso.

Acostumbrarnos debemos a empezar

o solo un dolor de cabeza se va a acarrear

Empatía con todos debemos demostrar,

pues en estos tiempos la vamos a necesitar.

Sigamos adelante y dejando en claro

que los docentes en la distancia vamos a educar.

Sin fiestas, convivios o abrazos

porque la Catrina está pelando los ojazos

a ver quién es el siguiente en los pozos.

Sin olvidar...

Un aplauso a todos los de la salud,

que arriesgan su vida y familia

Por los inconscientes que no dejan la bebida.

Nunca es tarde para aprender

pues de los errores hemos de crecer.

Un mundo mejor nos espera

quédate en casa y coopera.

Profra. Elia Fernanda Jacobo Barraza

Técnica 44


Video de JOSECO

Profra. Idalí García Villarreal (Técnica 44)

Profra. Idalí García Villarreal (Técnica 44)

4 leyes espirituales

Profr. Luis Ernesto González (Técnica 95)

Las 4 leyes llegaron sin saberlo, entramos a la vida de nuestros alumnos y al poco tiempo constatamos que nuestra asignación hacia tal o cual grupo fue la correcta, todo pasó para que estemos con ellos en estos tiempos, donde la vida escolar ha callado su voz en las aulas, pero tiene más presencia que nunca en los hogares de nuestros jóvenes.

Ha comenzado en el momento justo, cuando los alumnos lo necesitan, cuando requieren de empatía además de dirección, y quién más para brindarla que nosotros los maestros. Tanto se ha platicado de este nuevo comienzo, de los retos que nos esperan y que con dedicación estamos dispuestos a enfrentarlos para salir todos adelante; ya que, en algún momento, así como empezó llegará a su fin.

Es por ello que les comparto este breve texto, no fue casualidad el que llegara a mí y hoy que llega a ti, descubras que nada es casualidad, sino que todo se confabula en algo más grande.

La primera dice:

"La persona que llega a nuestra vida, es la persona correcta"; es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:

"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido". Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.

No existe el: "si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:

"En cualquier momento que comience es el momento correcto". Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuándo comenzará.

Y la cuarta y última: "Cuando algo termina, termina". Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto, es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si estas palabras llegaron a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado".


Tú me lees, yo te escribo

Profra. Elsa Patricia Peña C. (Técnica 64)

“Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”, Marcel Proust


¡Hola, hola me es gratificante saludarte por este medio escrito!, decirte que son días, meses de esperar, que pase esta pandemia, por lo tanto, estamos en casa, tú en la tuya, yo en la mía, así que preparémonos para estos meses por venir. ¿Y a que me refiero cuando digo esto?, a tener buena actitud, disposición al trabajo individual y en equipo, y sobre todo compartir conocimientos a distancia a nuestros alumnos. Esta tarea no es fácil, ¿qué hacer?, déjame darte algunos tips, que nos pueden ayudar:

§ Muévete en el aula, en este caso gesticula en la pantalla, que tu cara demuestre todas las emociones, y las transmitas, y permite que tus alumnos se muevan en la misma medida.

§ Tu voz debe de ser fuerte y clara, ya que, a partir de tu cara y voz, transmites diferentes matices: alegría, coraje, entusiasmo, sorpresa.

§ Siempre comenzar leyéndoles cualquier tipo de texto: un poema, un cuento corto, una anécdota.

§ Háblale de libros, esos libros que tú has leído, y que debes de estar leyendo

§ Comparte textos propios, de tu autoría con ellos, que vean que eres escritor y lector.

§ Crear algo juntos, por ejemplo: un corrido a la pandemia, un rompecabezas, la estrofa de un poema, la creación de una calavera…

§ Ser el mejor actor, meter el cuerpo al conocimiento, y mover todos nuestros saberes.

§ Reconocer y premiar el esfuerzo que ellos también están haciendo, por ejemplo: elaborando cartulina o tarjeta de felicitación.

§ Que nuestros alumnos sean nuestra alegría constante, no una carga constante.

Renovar nuestra práctica docente en estos tiempos es fundamental, en donde la tecnología a muchos de nosotros nos rebasa, y sin estar preparados nos enfrentamos a enseñar a distancia, esto mueve nuestra manera de enseñar y crear; y sobre todo poner en práctica la empatía con nuestros alumnos. No sabemos que viven ellos en casa: padres ausentes, con muchas horas de trabajo, escases de dinero y afecto, sus vidas y circunstancias no son igual a las nuestras.

Finalmente, nuestra ayuda es fundamental, debemos ser empáticos y afectivos, puede ser un buen punto de partida para mejorar nuestra práctica, y sobre todo nunca dejar de ser creativos y entusiastas, ¡ánimo compañeros docentes, sí se puede!


Güero, mi perrito faldero

Profra. Elsa Patricia Peña C. (Técnica 64)

Día 1: Sin “Mi Perrito Faldero”

Me es gratificante decirte cómo llegaste a mi vida. Tú me elegiste, llegabas, te asomabas, poco a poco me gané tu confianza y amor, ¡belleza te decía, eras tan majestuoso al caminar, simpático y al mismo tiempo agresivo!, siempre me pregunté ¿por qué te abandonaron? Era tan sencillo quererte, movías tu cola de manera única y espectacular. Una noche de lluvia y frío te acercaste con deseo de tenerme, sucumbí al encanto; al día siguiente ya tenías un hogar, ¡un dueño, y ese soy yo!

En esta noche fresca, te he perdido, te has ido al misterio de la muerte.

Día 2: Sin “Mi Güero”

La casa está en silencio, ya no me recibes con aquel gusto: brincabas sobre mí, tu espacio nadie lo ocupa, solo los recuerdos y este amor que duele aquí, ¡te prometo adoptar otro amor faldero, en condiciones iguales a las tuyas!, no escuchas el canto de los pájaros que desde temprano cantan para ti.

Día 3: “Sin Belleza”

Te dejé suelto, libre y feliz, tu hocico, tu arqueo, demostraban tus alegrías, ¡recuerdo la noche en que te perdí, no me cansé de buscarte, pensar que irías a recorrer nuevas calles que no te correspondían, la mañana siguiente me dio la certeza de encontrarte, y así fue!, pero esta noche es distinta, tus ladridos, tu energía ya se fueron, dulcemente te llamo, te lloro…

Día 4: “De ausencia”

Siendo una niña, recuerdo haber leído un bello poema de Alfonso Reyes, “Sol de Monterrey”, me sentía llena de incertidumbre, con mucho sol y un perro faldero detrás de mis sueños, esa niña voló a lugares distintos, sabía que iba a descubrir nuevos mundos, personas e historias, y esta es una que me ha dejado un dulce y tierno amor, ¡dichosa ventura de un perrito faldero!

Día 5: “De dolor”

En memoria de una fiel mascota, dedico esto que tú lees, un perro callejero que llegó para quedarse, para enseñarme la lealtad, el agradecimiento y el amor incondicional. ¡Tú venías conmigo, qué grandes y soleados parecían los días, hoy sin ti, mi perrito faldero!

Día 6: “Sin mi perro fiel”

La noche es fresca, andamos sin ti mi faldero; hoy me preguntaron por ti, no dudo encontrarte en el silencio, en la mañana otoñal que se avecina, tristemente me despido a sabiendas que querías vivir en el día de tu muerte…

Día 7: “Duelo y despedida”

Hoy se cumple una semana de haberte perdido, silencio y recuerdos en casa, haces falta sin duda. Mi compañero fiel se ha ido, recuerdo el viento en tu cara, tú disfrutando del paseo, aquí en mi corazón se queda tu recuerdo y amor, ¡mi perro faldero!, regresaré sin ti, con la certeza de encontrarte en el viento suave que me acaricia…


AULAS VIRTUALES

ANA LAURA RIVAS ROMO.pdf
PROFRA. ANA LAURA RIVAS ROMO (TÉCNICA 64)
EMMANUEL DEL HIERRO.mp4
PROFR. EMMANUEL DEL HIERRO (TÉCNICA 64)
PROFR. LUIS ERNESTO GONZÁLEZ (TÉCNICA 95)
PROFRA. MÓNICA RAMOS GONZÁLEZ (TÉCNICA 44)
PROFRA. VIRIDIANA VILLA BEJARANO (TÉCNICA 95)
ELSA PATRICIA PEÑA CÓRDOVA.pdf
PROFRA. ELSA PATRICIA PEÑA CORDOVA (TÉCNICA 64)
ARACELI RODRIGUEZ.pdf
PROFRA. ARACELI RODRÍGUEZ CAMARENA (TÉCINCA 64)